Destacada Principal | Nucleoeléctrica Argentina | nuclear | argentina

Nucleoeléctrica Argentina y el Día de la Energía Atómica

La empresa celebra el Día con nuevos desafíos hacia el futuro. Opera en la actualidad las tres centrales argentinas: Atucha I y II y Embalse.

Nucleoeléctrica Argentina celebra el Día de la Energía Atómica, fecha en la que se conmemora la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica, fundada en 1950.

Siguiendo el legado de excelencia de la industria nuclear argentina, la empresa hoy opera de forma eficiente y segura las tres centrales nucleares argentinas: Atucha I, Atucha II y Embalse.

Con una potencia instalada de 1.763 MWe, Nucleoeléctrica Argentina aporta al sistema eléctrico un importante caudal de energía las 24 horas todos los días del año.

Además, su producción de energía es limpia, ya que es libre de emisiones de carbono, característica que ubica a la energía nuclear como un elemento esencial en la transición hacía la descarbonización de la energía eléctrica en el mundo.

Paralelamente a la operación de las plantas, la empresa se prepara para nuevos desafíos.

El 1° de febrero de 2022, Nucleoeléctrica Argentina firmó con la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) el contrato para la construcción de Atucha III, una nueva central nuclear con un reactor de 1200 MWe y una vida útil inicial de 60 años que se instalará en el Complejo Nuclear Atucha, en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires.

El proyecto supone una inversión de USD 8.300 millones y permitirá incrementar en más de un 60% la generación eléctrica de origen nuclear.

Las obras de construcción requerirán la creación de más de 7.000 empleos durante el pico de obra, 700 empleos fijos para su operación y una integración aproximada del 40% con los proveedores nacionales.

Asimismo, la compañía avanza con la extensión de vida de la Central Nuclear Atucha I.

La licencia de operación para Atucha I emitida por la Autoridad Regulatoria Nuclear finaliza en 2024, marcando el final de su primer ciclo de vida útil.

Para finalizar su reacondicionamiento deberá realizarse una parada programada que tendrá una duración de dos años, a desarrollarse entre 2024 y 2026. La actividad implica una inversión de USD 450 millones, la creación de 2.000 puestos de trabajo directo e indirecto y la generación de oportunidades para proveedores nacionales calificados para las tareas de construcción y fabricación de componentes.

Por otra parte, la operación continua y en plazo extendido de Atucha I requiere la necesidad de aumentar la capacidad de almacenamiento de elementos combustibles gastados, para lo cual la empresa está terminando de construir un repositorio anexo al edificio de la central.

De esta forma, en esta nueva celebración del Día de la Energía Atómica, Nucleoeléctrica Argentina reafirma su compromiso con la generación de energía eléctrica de forma sustentable, así como con el desarrollo de sus comunidades vecinas y de las capacidades científicas, tecnológicas y productivas del país.

Dejá tu comentario