Espectáculos | Fontanarrosa | Maradona | frase

La frase viral de Fontanarrosa: "Qué me importa lo que Diego hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía"

El fallecido escritor hoy cumpliría años, humorista e historietista rosarino, nunca ocultó la fascinación que sentía por Diego Maradona, pese a haber jugado en Newell's.

Cada 26 de noviembre se celebra el Día Nacional del Humorista. Esto es en homenaje al nacimiento de Roberto “El Negro” Fontanarrosa, escritor y humorista que nació un día como hoy de 1944.

“Qué me importa lo que Diego hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía”. La frase viajó a la velocidad de la luz a través de las redes sociales, los grupos de WhatsApp, las voces en la radio. Imposible de corroborar, pero absolutamente verosímil, la idea, una genialidad inapelable, le fue atribuída al Negro Fontanarrosa, un canallón incorregible, futbolero hasta la médula.

La pasión por el fútbol de Fontanarrosa era inmensa, incontenible, le gustaba jugarlo, ir a la cancha, mirarlo por televisión y también hablar, pensar, escribir, sobre el deporte que abrazó de chiquito y no abandonó nunca jamás. Era hincha de Central, como él mismo admitió con todo lo bueno y lo malo que eso tiene, pero eso no empañó ni un poquito la alegría que sintió al saber que Maradona iba jugar en Rosario, aunque fuera con la camiseta de Newell’s, su eterno rival, publica La Capital.

Fontanarrosa-300x165@2x.jpg

Fontanarrosa disfrutó como todos y cada uno de los argentinos la magia de Diego. Sus amigos, aquel puñado de “lo peor de cada casa” que se reunía cada tardecita en El Cairo y el Negró inmortalizó en “La mesa de los galanes”, lo saben bien. Cuantas veces lo han escuchado elogiar las filigranas de Maradona con la camiseta argentina, la maravilla del gol a los ingleses y tantas más que acaso a otros, los que se suben al bondi de la redonda para los Mundiales o las finales de la Libertadoras, pero a él no, porque Fontanarrosa era futbolero en serio, que aprendió a vibrar los partidos escuchándolos por la radio y que se emocionaba en la tribuna del Gigante, aunque nada se diera cuenta.

Lo dijo él mismo, sin una pizca de duda: “Si hubiera que ponerle música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de fútbol”.

Dejá tu comentario